Cómo de Mikel pasas a Diego y regresas a Mikel junto con Diego

Y me lo vuelvo a repetir, este blog debería ser un vídeo blog, no porque yo suba vídeos sino porque comparto muchos vídeos musicales.

Hace unos días Vivi, la chavo, me hizo recordar no sólo una canción de Mikel Erentxun sino quizá toda mi vida universitaria. Compartió “A tientas” de Duncan Dhu, en vivo pero cantada sólo por Mikel en Lima hace unos días. El concierto me hizo buscar el vídeo, el cual me llevó a escuchar más canciones de ellos y ver todos los vídeos que pudiera ver en mi poco tiempo libre.

Así de Duncan Dhu pasé a Mikel y luego me acordé de Diego, si, Diego Vasallo, que sale tan lindo en “A tientas” y de quién nunca supe nada. Pues resulta que, para quienes no somos españoles y no lo conocemos, Diego es, además de músico y compositor, un gran poeta! Escuché temas de su época en Cabaret Pop y de su carrera en solitario y en todas esas vueltas entre canciones y vídeos llegué otra vez a Mikel cantando en el Victoria Eugenia hace ya casi 10 años junto con varios artistas, entre ellos Diego Vasallo.

Y vaya tema … si, vaya tema, el culpable del post de hoy …

Si “A tientas” era cuando tenía 19 años y y estaba en la universidad; “El club de las horas contadas” es hoy:

“Por primera vez en mi vida
Sé a dónde quiero llegar
Por primera vez en mi vida
Elijo cuando quiero llegar

He cambiado mi pasado de plomo
Por un futuro sin gravedad
He dejado de llamarme nosotros
Y tengo un nombre que es de verdad

Dejo el club de las horas contadas
Donde hace años que el tiempo se acaba
La soledad es una ventana
Que puede abrir o puedes cerrar

Nunca fui un rebelde sin causa
Y tuve causas hasta cansar
Así que no me arrepiento de nada
Que otros lo hagan en mi lugar

Dejo el club de las horas contadas
Dejo a todos los que me dejaron
La soledad es una ventana paciente
Que puedes abrir o puedes cerrar”

 

Lift me… lift me from the ground

Denne gangen må det være på norsk. Her skriver jeg kun på spansk, men akkurat denne post må nok være på norsk.

På vei til jobb i morges, nesten rett før en lang tunnel, begynte denne sangen. Det er lenge siden jeg har hørt den. Noen år kanskje? Og at det skjedde på en kald januar morgen gjøre det så spesielt. Volum var høyt, og alt, absolutt alt virket perfekt.

Minner, fine og gode minner: ” Our years, are years well spent, we may never find out where they went…”

Det er faktisk 10 år siden jeg flyttet til Norge 🙂 , det var januar og det var kaldt, veldig kaldt for jeg landet i Oslo, og når vi hadde reist til Bergen etter en eller to dag, så var det ikke så mye jeg kunne gjøre. Min kjæreste (på den tiden) gikk på universitet og jobbet mens jeg var hjemme og gjøre ikke særlig mye. Jeg snakket ikke norsk, jeg kjente ingen, jeg bodde på samme plass jeg bor nå men kjente ikke et eneste sjel. Og så var dette at jeg gråt hver gang jeg måtte vaske huset for jeg savnet hushjelpen min! He he! Bortskjemt “jenten” fra Lima 🙂 .

Jeg husker godt den ene lyse blå genser og en liten fin hvit jakke som jeg brukte mye på den tiden. Og denne sangen! Det var min kjæreste (nå min mann) som viste meg videoen (hvor hans venninne spilte trekkspillet sammen med Ane Brun og Madrugada).

Jeg tror denne sangen har gjort meg vondt helt siden jeg hørte den for første gang. Den har noe som gjør at jeg føler den i hele kroppen min. Og samme effekten hadde den i morges, pluss at volum var på sin maksimalt og at jeg sang…

Hvordan kan noe så vakkert med bare fine minner kan gjøre vondt?

Så, i kveld har Lille og jeg danset til denne sangen, han i armene mine mens jeg sang tett i det lille søte fjeset hans før han skulle legges.

For 10 år siden hadde jeg ikke tenkt en gang at jeg skulle gjøre noe sånt en dag. På samme plass, den samme måned, bare at det gjør vondt på en annen måte.

 

 

 

Ah! Norwegian music!

No, no voy a escribir este post en inglés porque mi mejor manera de expresarme es en español. Pero cuando escucho esta canción se me viene esa frase: ah! norwegian music! o en noruego: ahhh! norske musikk!

Hay ciertos músicos que con sólo escucharlos una vez, te das cuenta que son noruegos. Elsa & Emilie son un buen ejemplo. Cada vez que he escuchado esta canción he pensado: deben ser noruegas! O en el peor de los casos, suecas!

Por suerte son de Noruega, de Haugesund, un pequeño y lindo lugar al sur de Noruega. Justo donde vive mi amiga Lorelai. Ella vivía antes en mi misma ciudad, pero hace poco más de un año se mudó allá. Supongo que está orgullosa de Elsa & Emilie.

Recién veo quiénes son en realidad estas chicas, pensé que eran otras, unas hermanas que son suecas y me di con esta grata sorpresa, noruegas! La de rulos me recuerda a Eddie Brickell y la de pelo lacio me hace pensar en Arya Stark de Games of Thrones!

Qué importa! lo que vale es su música y que son tan jóvenes. Su estilo tan peculiar y al mismo tiempo tan escandinavo/noruego. Me gusta 🙂

Imagínense ser tan joven y tener tremendo talento. Ellas componen sus canciones desde los 13 años! Y con esas voces, seguro llegan muy lejos, no me cabe duda.

Esta es mi canción de hoy, en un día gris con lluvia no muy fuerte, frío para el calor que hemos tenido y yo con unas ganas de no salir de cama!

Hope you like it!

Else & Emilie - Photo http://www.elsaemilie.com
Else & Emilie – Photo: http://www.elsaemilie.com

Pensando en ti

Hoy tengo por fin todo el tiempo del mundo sólo para mi. Sin embargo, me he puesto a pensar en ti. Sólo tu sabes que me refiero a ti.
Entre una de las cosas que me puse hacer, además de lo frívolo de pintarme las uñas de rosa, es escuchar música de mi Spotify. Ahí han salido canciones viejas, muy viejas, como ésta.
Tan viejas! porque yo era realmente adolescente cuando salió esta canción.
Y no puedo evitar escucharla a todo volúmen y cantarla pensando en ti. Hay líneas que le quedan perfecto. Me duele como te duele a ti. Por eso soy tu amiga. Por eso te quiero con toda mi alma.
Hoy me has hecho cantar, cosa que no hacía hace mucho tiempo.

And being alone is the best way to be
When I’m by myself it’s the best way to be
When I’m all alone it’s the best way to be
When I’m by myself, nobody else can say goodbye…

Everything is temporary anyway

Te quiero!

Have you heard…

The Lumineers?

This is not supposed to be a music blog but lately I have plenty of time and I can listen to some good music like on my younger years.

I feel almost like a hippie! I tried to be a hippie when I was 19, unfortunately it only last one week because I wore a pair of jeans a whole week without washing them, so you can imagine the smell. Yes, it was stinking! So, I thought: I think I cannot be a hippie. At least not those that wear the same clothes all the time 😦
Enough for me.
But my spirit was kind of hippie 🙂
This song brings me those feelings! I can almost dance, close my eyes and shout Ho! Hey! Ho! Hey! I belong to you, you belong to me, you´re my sweetheart…
Nice 😉
And the vocalist looks pretty good.