De “Sex & The City” a “Desperated Housewives” con su toque de glamour


De Sex & The City a Desperated Housewives!

Vaya cambio! Sólo aquellas mujeres casadas no originarias de Narnia y que, por una u otra razón viven en Narnia, podrán entender este post.

LLevamos ya 4 días desde que regresamos de mi querido país, del glamour, la buena vida, la familia completamente reunida, el verano; al país de los hobbits.

El shock es tremendo. Pero hay que asimilarse a la “nueva situación” si se quiere sobrevivir de buenas maneras en vez de renegar y renegar como hacen muchos inmigrantes acá. No, yo no me quejo, yo me río de mi situación en Narnia.

Primera medida, a gritos: despintarme las uñas de mi última manicure, cortarme las uñas que habían crecido cómo no tienen idea! Porque sino, se me rompen, le hago daño a los niños sin querer, olvídense! Y con éste clima de -15 grados C que nos recibió, sencillamente las manos se te echan a perder. Entonces, para qué!

Medida número 2, urgente también: llenarte la cara y el cuerpo en crema de invierno que NO contenga agua porque se congela y te la seca más. Como les digo que aún tengo el rostro casi como lija por la sequedad despiadada del clima narniense.

Hay más medidas pero aquella que más risa me dio el día de hoy fue, medida radical: dejar de ser una lady o madame, colgar la cartera/bolso en el andamio rodante ese horroroso de la tienda-ferretería-multiproductos para poder cargar leña al auto porque el Sr. Bravo está en Oslo por trabajo y si no nos queremos congelar… hay que prender la chimenea!

O sea, que ya me ven tratando de convencer a la señorita de la caja si me podía prestar su coche/carrito de compras que usan para llenar sus stands “un ratito nada más?” pero nooooo, NO! : use esos!- me dijo.

Ni modo, al menos lo intenté.

El andamio rodante o como se llame esa cosa que en mi país no hay, no avanzaba! una rueda no rodaba! Ok, me rindo! Cuelgo mi cartera/bolso en uno de los ganchos que tiene esa cosa y a empujar lo cual de paso terminó en una muy buena y efectiva rutina de entrenamiento ya que tuve que levantarlo cuando cuando no le daba la regalada gana de rodar.

Ni se imaginan la cara del chico que estaba llenando los stands de otras cosas. Debo, o haberle causado lástima, o haberle dado risa.

Acto final: cargar la leña a esa cosa rodante que no rueda. Yo con botines con taco, abrigo di-vi-ne… pues nada! en cuclillas se ha dicho! no levantes con la cintura sino con las piernas. A ver…uno, dos, tres!: arriba! Bueno, al menos también hice squats!

Tres paquetes fueron suficientes.

De ahí me vengué comprandome un abrigo de plumas.

Aunque sienta que ahora de mujer glamorosa mismo Sex & The City no me queda nada y más bien haya pasado a algún personaje de Desperated Housewives realmente desesperada y en mi Wisteria Lane que vaya que sí lo es.

wisteria lane

Advertisements

2 thoughts on “De “Sex & The City” a “Desperated Housewives” con su toque de glamour

  1. Ceci, bienvenida al club (seccion francesa)!
    Felizmente no se compra leña todos los dias…
    Para la proxima le pides el carrito/coche a un chicO con tu mejor sonrisa y facil te liga!

LEAVE A COMMENT

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s