Cómo de Mikel pasas a Diego y regresas a Mikel junto con Diego

Y me lo vuelvo a repetir, este blog debería ser un vídeo blog, no porque yo suba vídeos sino porque comparto muchos vídeos musicales.

Hace unos días Vivi, la chavo, me hizo recordar no sólo una canción de Mikel Erentxun sino quizá toda mi vida universitaria. Compartió “A tientas” de Duncan Dhu, en vivo pero cantada sólo por Mikel en Lima hace unos días. El concierto me hizo buscar el vídeo, el cual me llevó a escuchar más canciones de ellos y ver todos los vídeos que pudiera ver en mi poco tiempo libre.

Así de Duncan Dhu pasé a Mikel y luego me acordé de Diego, si, Diego Vasallo, que sale tan lindo en “A tientas” y de quién nunca supe nada. Pues resulta que, para quienes no somos españoles y no lo conocemos, Diego es, además de músico y compositor, un gran poeta! Escuché temas de su época en Cabaret Pop y de su carrera en solitario y en todas esas vueltas entre canciones y vídeos llegué otra vez a Mikel cantando en el Victoria Eugenia hace ya casi 10 años junto con varios artistas, entre ellos Diego Vasallo.

Y vaya tema … si, vaya tema, el culpable del post de hoy …

Si “A tientas” era cuando tenía 19 años y y estaba en la universidad; “El club de las horas contadas” es hoy:

“Por primera vez en mi vida
Sé a dónde quiero llegar
Por primera vez en mi vida
Elijo cuando quiero llegar

He cambiado mi pasado de plomo
Por un futuro sin gravedad
He dejado de llamarme nosotros
Y tengo un nombre que es de verdad

Dejo el club de las horas contadas
Donde hace años que el tiempo se acaba
La soledad es una ventana
Que puede abrir o puedes cerrar

Nunca fui un rebelde sin causa
Y tuve causas hasta cansar
Así que no me arrepiento de nada
Que otros lo hagan en mi lugar

Dejo el club de las horas contadas
Dejo a todos los que me dejaron
La soledad es una ventana paciente
Que puedes abrir o puedes cerrar”

 

Again and again and again…

“Who’s gonna walk you through the dark side of the morning?
Who’s gonna rock you when the sun won’t let you sleep?
Who’s waking up to drive you home when you’re drunk and all alone?
Who’s gonna walk you through the dark side of the morning?…” (Kygo – It ain´t me feat. Selena Gomez).

Shit, I really love this song!

 

 

Beautiful day

Ya van cinco días que estoy en casa enferma, con una “influenza leve” o sea un poco mal pero no tanto, pero lo suficiente como para hacer un par de cosas y sentir que pierdo todas las fuerzas, o que si hablo sólo un poco con alguien mi voz comienza a quebrarse, no puedo respirar bien y me da ataque de tos.

El cuerpo ya no duele como en los días anteriores pero si tengo fiebre por momentos. Y ni qué decir de mis sinus que tienen una sinusitis leve, crónica diría yo. Esto último ya lleva varias semanas y no sé qué hacer para deshacerme de ella. Paciencia. Es sólo viral.

Y el sol brilla. El cielo se ha abierto, las nubes se mueven y dejan ver un hermoso cielo azul y dejan pasar esos rayos fuertes de sol que cuando estás congestionada no hacen más que fregar. Molestar. Joder! La sala se calienta, el sofá ha pasado a ser la extensión de mi cama. Y si hay un único placer estando así, un poco mejor, es poder escuchar música a volumen un poco alto, cosa que no hacía hace un par de años desde que nació el crío. Aunque pensándolo bien, habría ya que ir “domesticándolo”, enseñarle que la buena música se escucha así.

Nunca voy a olvidar lo que alguna vez nos explicó mi profesor de Apreciación Musical en la universidad, claro él se refería a la música clásica pero música buena la hay en todos los géneros. El decía: ” si no vas a escuchar la música a volumen alto mejor no la escuches!”.

Y tenía toda la razón. El efecto, las sensaciones, las emociones son otra cosa a unos 43 db en el indicador del Bose de la sala que a unos 21 db! Así que aquí estoy pero ya me está dando fiebre otra vez. Será que el volumen también me da fiebre?

Y por qué coños es un día bonito? No, no lo es. Es la canción de U2. Y como hace tanto no la escuchaba, se me puso la piel de gallina ya no se si por la fiebre/escalofríos o por lo que esa canción produce en mí. Sencillamente decidí escribir un post de mi patético estado y dedicárselo a mi hermana que acaba de ser madre otra vez. Porque si a mi me gustó U2 en algún momento de mi vida, fue por culpa de ella que los escuchaba dando vueltas como trompo loco en la sala de la casa de mis padres. Porque esa canción siempre me recordará a ella, y ok a mi también en años mozos. Y ese viaje a Madrid solas las dos en dónde creímos haber visto a Bono a tan sólo un metro de nosotras. A su amor por Larry Mullen, ok a mí también me gustaba pero a ella más.

 

Me recordará cuando descubrimos que las tomas de foto de ese CD y el video de la canción fueron hechos en Paris Roisy Charles de Gaulle. Para los que no lo saben, es el aeropuerto de nuestro adorado Paris.  Y que casi nos desmayamos al descubrirlo. No sé por qué! Quizá por la absurda idea de jovencitas locas por una banda, y de que la misma haya grabado en el terminal F (creo, ya no recuerdo) donde solíamos esperar los vuelos a Lima? Quizá sólo porque desde muy chiquitas, y la culpa de eso la tiene nuestra madre, amamos Francia casi tanto como a Perú. No lo sé.

Esa canción también me trae a la memoria una mañana en una casa donde viví con un ex. Me había regalado ese CD como uno de los regalos de navidad y yo escuchaba la bendita canción a todo volumen, ahí si no a 43 db sino sabe Dios a cuántos más, tanto así que su hija entró a mi cuarto y me dijo: hey Ceci, you really like this song! 🙂

Ok lo admito, no era sólo el volumen sino el constante “repeat” del cd player. Era verano, diciembre, Lima, 2002. Debo admitir que esa canción también me recuerda mucho a ella sólo porque alguna vez ella me dijo que esa canción le recordaba a mi.

Ahí está!

Lindos recuerdos! Suficientes como para hacer de este día soleado que me atormenta, un día precioso. Con mocos, tos y fiebre.

De Tidal a Spotify

A ver, para los que no saben, Tidal es como Spotify, la competencia. Hace miles de años tenía Spotify, cuando era gratis o sea, hace mucho, mucho tiempo. Y luego me pasé a Wimp porque como era noruego, quería apoyar la empresa noruega. Siempre yo tratando de apoyar lo local.

Así he estado los últimos años, fiel a Wimp que este año pasó a ser Tidal, acá en Noruega, no sé cómo será en otros países. Pagando mis 99kr cada mes para que pueda escuchar todo lo que quiera y cuando quiera.

Hasta que un día, el señor Bravo me pone una canción bastante extraña, de esas que le suelen gustar a él y yo le pregunto cómo es posible que consiga acceder y conseguir música tan especial y buena! A lo cual me responde que, Spotify le sugiere de acuerdo a sus gustos, nuevos artistas o canciones del tipo de las que él suele escuchar. Eso no hacía Tidal conmigo! O sea, yo tenía mis top listas que ellos hacen pero tan personalizado no lo es, al menos aún no lo he descubierto y si lo tienen ya es muy tarde. Después entenderán por qué, aunque con el título ya lo deben sospechar.

Si, exacto! Eso! Acabo de volver a Spotify! Ya transferí mis listas de música a Spotify y espero que me venga con buenas sugerencias. Pero, en esto de organizar mi nuevo music stream me di con la super mega sorpresa de que Spotify realmente te encuentra la música que tenías desde el año del ñangué, o la que tienes en iTunes o quizá hasta las que tienes en CD´ s en el ático de tu casa! Porque en esta depuración y organización de canciones he encontrado canciones de hasta hace 12 años atrás! Canciones incluso hechas por el señor Bravo que me componía (las serias y las graciosas). Y realmente ha sido una muy grata sorpresa. Canciones de mi época en El Comercio que me recuerdan a Paola, o cuando ella cantó en el Tayta y me envió el audio! Canciones que el señor Bravo y yo grabábamos en nuestro mini estudio improvisado de la casa. Tantos recuerdos!

Así que la canción/video de la noche (quizá no debería tener un blogg sino un video blogg!) es ésta… “She is so beautiful” de Mike Scott.

Gracias a ti. Por enviármela en un cd, porque realmente estabas tratando de decirme todo eso pero a través de una canción y yo? Yo sólo lo presentía aunque no lo podía creer.

Y aquí estamos. Doce años después! A ti, esta canción.

 

 

“Me callo porque ha ganado la razón al corazón…

Pero pase lo que pase, y aunque otro(a) me(te) acompañe, en silencio te querré, en silencio te amaré, en silencio pensaré tan sólo en ti.”

En realidad estaba buscando otra canción. Una que contaba sobre una chica que mira en silencio a un chico en el tren, que se enamora de él en silencio y que cuando al fin decide hablarle y besarle, se mueren los dos. La canción era demasiado triste, un homenaje a las víctimas del atentado al tren de Madrid el 11 de mayo del 2004. Como no hace poco hemos vivido atentados de ese tipo también (o parecidos) y mi mente y corazón, aún siguen bastante aturdidos, sentí que no era la canción adecuada para compartir esta noche. Al menos que no era esa la sensación que quería trasmitir.

Es entonces que buscando esa canción de “La Oreja de Van Gogh”, encontré unos videos en vivo de esta banda que no escuchaba hace miles de años. Videos del 2013 dónde tocan con invitados. Y entre las canciones de esa presentación estaban dos (y seguramente más pero yo me quedé hipnotizada con dos) que no puedo dejar de escuchar/ver sus videos: “La Playa” y ” Deseos de cosas imposibles”.

Increíble lo parecida que tiene la voz la “nueva” vocalista (no es nueva pero como no recuerdo como se llama y no es la de la banda original) a Amaia (la vocalista original). Esto ya lo sabía pero al ver ese concierto me quedé en shock!

Bueno, volviendo al tema de las canciones o de lo que quería compartir, pues eso, que esta noche comparto dos temas muy lindos. El primero, “La Playa”, era hace muchos años (más de una década en realidad) una canción que asociaba a un ex con el que pasamos muchos años juntos. Y creo que ese disco lo compré junto con él en España, un verano que vivimos juntos en Burgos. Lo bueno es poder escucharlo ahora y sencillamente disfrutar lo maravilloso de las voces, la intensidad de las palabras al ser cantadas. Yo diría que esta versión es mucho mejor que la del video original.

El segundo tema, ” Deseos de cosas imposibles” es ya de un CD posterior a esos años turbulentos de mi juventud pero creo que antes no le había prestado la atención debida a su texto y por eso parte de él es el título de este post y el inicio del mismo. Además, reconozco también que me gusta mucho esta versión en vivo. Así que esta noche “os comparto” dos lindos temas que han despertado en mi, otra vez, porque ya me estaba pasando esto los últimos meses, las ganas de cantar. Hace años, realmente mucho ya, que no canto. Y La Oreja de Van Gogh era uno de los pocos grupos que tenía canciones que podía cantar. Pero es un poco tarde ya, el pequeño duerme y no quiero despertar al vecindario. Quizá mañana?

Mientras, disfruten estos dos videos! Con los dos acentos que más me gustan! El de España y el de Argentina! ❤